WHY ALBANIA 3

Albania esta situada con límites fronterizos con Montenegro, Kosovo al norte y noreste, Macedonia al este y Grecia al sur. El actual territorio albanés fue, en diversos momentos de su historia, parte de la provincia romana de Dalmacia (sur de Ilírico), de Macedonia y de Mesia Superior. La república moderna consiguió su independencia tras el colapso del Imperio Otomano en Europa como resultado de las Guerras de los Balcanes en 1912—13. Albania declaró su independencia en 1912 y fue reconocida al año siguiente, tras lo que fue principado, república y reino hasta su invasión por tropas italianas en 1939. Italia creó la Gran Albania, que en 1943 pasó a ser protectorado nazi.6 En 1944 se creó una democracia popular socialista bajo el liderazgo de Enver Hoxha y el Partido del Trabajo de Albania, que gobernaron el país hasta la disolución de la república socialista y la creación de la República de Albania en 1991. En la actualidad Albania es una democracia parlamentaria con una economía de transición. Su capital, Tirana, es también el centro económico y la mayor ciudad. La línea costera de Albania se extiende sobre el mar Adriático y Jónico. Albania ofrece un potencial significativo para la industria de desarrollo de turismo por esta posición geográfica, clima, rica y bella naturaleza, herencia cultural e histórica. Un clima favorable hace del país un destino turístico durante los 12 meses del año. Durante los años recientes el turismo de Albania ha crecido continuamente concentrándose en la provision de varios productos turísticos como el turismo de “sol y playa” y el “turismo cultural” Albania es un estado muy montañoso, con alturas generalizadas de más de 1000 metros. Las tierras bajas solo ocupan 1/7 del país y se reducen a la llanura litoral y a valles muy estrechos.

Las tierras costeras disfrutan de un clima mediterráneo, con temperaturas medias anuales de alrededor de 16 °C. En cambio, en el interior se vuelve un clima continental, con medias anuales de 10 °C y bruscos contrastes de temperaturas a lo largo del año. En algunas zonas montañosas las precipitaciones superan los 2000 mm, mientras que en la costa se mantienen en los 800 mm. La media del país está en torno a los 1.430 mm, aunque la mayor parte cae en invierno, lo que da lugar a periodos excesivamente húmedos y otros muy secos.

La gastronomía de Albania está fuertemente influenciada por la cocina turca e italiana, además de contener elementos de la gastronomía de la Antigua Grecia, el Imperio Romano y el Imperio Bizantino. La cocina albanesa se caracteriza por el uso de varias hierbas mediterráneas como el orégano, pimienta negra, menta, albahaca y romero, además de un uso prominente del aceite de
oliva y manteca. La carne más utilizada en su cocina es la de cordero, seguida por la res, el conejo y el pollo. Los pescados y mariscos son más comunes en las zonas costeras. También se emplea una gran variedad de vegetales, la mayoría de estos, propios de la región Mediterránea. La leche y otros productos lácteos como el yogur son la base de muchos de los platos típicos de la región. La bebida más popular es el raki, una bebida alcohólica elaborada a base de uvas y otras frutas de la zona, como la ciruela

Montenegro, único un muchos sentidos, está situado en el sur del mar Adriático. En ningún otro lugar podrá encontrar, tanta riqueza natural, belleza, playas templadas, lagos limpios, rápidos ríos, y preciosas montañas en áreas compactas como Montenegro. Por las mañanas puede despertar a lo largo de la costa Adriática, almorzar en la orilla del Lago Skadar y disfrutar de una paseo en la noche en las montañas Montenegrinas. Montenegro no le será indiferente. Montenegro tiene muchas otras características remarcables, historia, cultura, tradición, buenas condiciones climáticas, aire limpio y hermosa naturaleza. El pequeño país combina características de los Balcanes y el Mediterráneo, cercano a Serbia, Bosnia, Croacia, Italia y Albania. A pesar del pequeño tamaño, Montenegro ofrece gran diversidad y abundante belleza natural.
Montenegro limita al norte con Bosnia y Herzegovina y Croacia, al sur con Albania, al este con Serbia y Kosovo, y al oeste con el mar Adriático. Montenegro es un país pequeño, el octavo menor de Europa con una superficie de 13 812 km²; para efectos comparativos, el área de su territorio es similar a la de la isla de Puerto Rico. Se encuentra ubicado en la Península de los Balcanesjunto a la costa oriental del mar Adriático y presente cuatro zonas principales: el litoral, las mesetas rocosas, una depresión y las altas montañas. Las llanuras costeras son estrechas, con un ancho de entre 2 y 10 kilómetros a lo largo del accidentado litoral adriático, en el que se presentan diversos estuarios y bahías, destacando la bahía de Kotor, considerado el fiordo más austral del continente. Estas llanuras acaban abruptamente por la presencia de las mesetas rocosas de estructura kárstica, superando los 1000 metros de altitud en promedio, aunque existen algunos montes que se acercan a los 2000 como el macizo de Orjen y el monte Lovćen. En las zonas interiores se encuentra la única zona llana del país, destacando la región de Zeta y el lago Skadar. En esta zona, se sitúa la
mayor parte de la agricultura y de la población del país debido a su agradable clima templado y su suave relieve. En la zona septentrional se ubica una de las zonas más abruptas del continente debido a la presencia de la cadena de los Alpes Dináricos y a la erosión glacial producida durante miles de años. La mayoría de los picos superan los 2000 metros de altitud, cubiertos por zonas
boscosas oscuras. En la zona además destaca el origen de diversos ríos que forman enormes cañones a lo largo de las cadenas montañosas.

El clima de Montenegro depende directamente de las características geográficas. Así, el clima mediterráneo predomina en la zona litoral, el continental es el preponderante en el resto del territorio debido al biombo climático formado por los Alpes Dináricos y que impide el ingreso de la influencia marítima al interior. Durante la década de 2000, el turismo fue uno de los sectores económicos de mayor crecimiento, y poco a poco el país se ha ido consolidando como uno de los principales puntos turísticos de la región. La costa montenegrina del Adriático mide más de 295 km de
largo, y cuenta con 72 km de playas y muchos pueblos antiguos bien conservados. National Geographic Traveler (una publicación editada una vez cada década) incluyó a Montenegro entre los "50 lugares para visitar antes de morir", y para la portada se utilizó una postal de la costa de Sveti Stefan. La región costera de Montenegro es considerada uno de los grandes "descubrimientos" recientes en el turismo mundial. En enero de 2010, The New York Times colocó la Región Sur de la Costa de Ulcinj entre los "Mejores 31 lugares para visitar en 2010", una lista que incluyó muchos destinos del turismo internacional. Montenegro también se incluyó en los "10 sitios más populares de 2009" para visitar según Yahoo Travel, quien lo describió como "el segundo mercado turístico de más rápida expansión en el mundo

Macedonia un país que se encuentra geográficamente bien definido por un valle central formado por el río Vardar, y enmarcado por sierras a lo largo de las fronteras. Macedonia es un verdadero tesoro de herencia y cultura. Los tesoros de Macedonia son un gran número de monumentos de historia y cultura: iglesias, monasterios, iconos, sitios arqueológicos, mezquitas, libros viejos y otros artefactos. El primer alfabeto Eslavo y literatura también tiene sus raíces aquí. El país ofrece un paraíso natural de montañas, lagos y ríos, donde la vida se mueve a un ritmo diferente, en medio de extensas grandezas de ruinas históricas y hermosos pueblos, que han permanecido prácticamente sin cambios por siglos. La actual República de Macedonia no se corresponde con la antigua Macedonia de Alejandro Magno, pues el territorio actual del país no formó parte de aquel reino. Tanto Alejandro Magno como su padre Filipo y el gran filósofo Aristóteles, nacieron y vivieron en territorio griego, la Macedonia histórica, uno de los tantos reinos que conformaban Grecia. Durante el medievo fue una provincia o tema del Imperio bizantino, aunque durante el siglo VI se produjo la inmigración masiva de eslavos que superaron demográficamente a las poblaciones locales de orígenes ilirios, tracios y griegos. Luego el territorio pasó a
ser controlado por Bulgaria motivo por el cual el actual idioma y gran parte de la cultura eslavo macedonia presenta fuertes afinidades con la de Bulgaria.
Desde el siglo XIV se produjo la invasión y ocupación turca que incluyó a este país en la provincia otomana de Rumelia. La dominación turca se mantuvo hasta fines del siglo XIX; entre 1880 y 1912 (y luego nuevamente en las dos Guerras Mundiales) la Macedonia eslava fue disputada por Bulgaria y Serbia, quedando bajo soberanía del reino de Serbia en 1912, tal situación se ratificó al concluir
la Primera Guerra Mundial y formarse la Yugoslavia (Eslavia del Sur). Tras la Segunda Guerra Mundial la Macedonia eslava que había quedado en poder de Serbia pasó a ser la República Socialista de Macedonia, una de las repúblicas federadas de Yugoslavia, la más meridional de estas. Cuando se inició la disolución de Yugoslavia, durante las guerras yugoslavas, el día 8 de septiembre de 1991 la República de Macedonia declaró su independencia de Yugoslavia. Sin embargo, a diferencia de lo ocurrido en Eslovenia y Croacia, el Ejército yugoslavo no intervino en Macedonia.
El terreno es mayoritariamente montañoso, situado entre los montes Šar y los Osogovske planina alrededor del valle del río Vardar. Tres grandes lagos (Ohrid, Prespa y Doiran) se encuentran en la frontera meridional de la República, divididos por la frontera con Albania y Grecia. La ciudad más grande del país es, por mucho, Skopie, la capital

Kosovo Localizado en el corazón de los Balcanes, Kosovo representa el puente entre los países del sur este de Europa. A través de su posición geográfica y régimen de libre comercio ofrece acceso instantáneo al interesante y creciente mercado en los Balcanes y Europa del Centro. Prístina la capital de Kosovo a una hora de distancia de cualquier país vecino (Albania, Montenegro, Macedonia y Serbia), provee así una conexión con todos los países de la región. Kosovo es un país seguro de visitar, con varios pueblos atractivos combinados con la era Otomana, mezquitas y complejos haman, maravillosas iglesias y monasterios ortodoxos cristianos, hermosos campos y gente amistosa.

Bosnia-Herzegovina es un país europeo que se independizó en los años 90. Se vio envuelto en la llamada Guerra de los Balcanes al igual que otros países de la zona. Esto provocó que necesitara de la ayuda internacional y que sus infraestructuras fueran seriamente dañadas. Recientemente se está abriendo al turismo, en gran parte gracias a la gran afluencia de viajeros a la vecina Croacia y a los circuitos compartidos con ésta y con Montenegro. Es precisamente Mostar, muy cercana a Dubrovnik, la que se ha convertido en el complemento perfecto para un viaje por el Adriático.Mostar es muy conocida por su puente, el Stari Most, destruido durante la Guerra y reconstruido después. La ciudad, con parte cristiana y parte musulmana, tiene un casco antiguo digno de ver. El llamado Barrio del Puente Viejo ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad.El Puente de Mehmed Paša Sokolović, en Višegrad, también es Patrimonio de la Humanidad, pero esta ciudad no es aún muy conocida para los turistas extranjeros.Sarajevo, la capital, está ligada a la historia por sucesos de gran importancia que ocurrieron en ella. Por ejemplo el asesinato del Archiduque Francisco Fernando de Austria, hecho que provocó la I Guerra Mundial. El lugar donde ocurrió esto es el Puente del Príncipe. Otros lugares que ver en la ciudad son la Catedral de Sarajevo y la Mezquita de Gazi Husrev-Beg, la Mezquita de Ali Pasha o la Mezquita del Bey. A pesar de la rápida reconstrucción de la ciudad, muy dañada durante la guerra, todavía es fácil encontrar restos de los combates.En las cercanías de la capital está el Yacimiento Arqueológico de Butmir. También es un importante centro de recepción de viajeros, en este caso peregrinos, la localidad de Medjugorje, donde se cree que ha habido apariciones marianas.

Norte de Grecia localizado en el sur oriente de Europa, en el sureño final de la Península Balcánica. Es un verdadero paraíso para el turismo cultural, una larga jornada dentro de historia y arte, excursiones educativas, producciones teatrales, festivales, peregrinaje, visitas en sitios arqueológicos, monumentos y museos, excursiones para estudiar el ambiente natural, folclore arte y cultura. Meteora, Grecia - este es uno de los lugares santos en la península de los Balcanes, y que te dejará sin aliento. Situado en Tesalia, la parte central de Grecia, Meteora comprende un complejo de más de 100 monasterios, literalmente, situado en lo alto de las rocas de alta.Una estrecha carretera conduce a los monasterios.

Serbia un país de enorme riqueza natural y paisajística, con Parque Nacionales de ensueño, monasterios ortodoxos y monumentos historicos, y fortalezas medievales.
Serbia es una frontera entre los imperios de Oriente y Occidente, y tambien conocida por la increíble vida nocturna. En Serbia, el turismo puede descubrirle alguno de los lugares más impresionantes de los Balcanes. Las distintas culturas que han habitado esta región a lo largo de los siglos han ido moldeando los increíbles lugares que podrá visitar cuando viaje al país eslavo y que están rodeados por la bella naturaleza balcánica. Por supuesto, Belgrado, la capital del país, es uno de los lugares imprescindibles para visitar en su viaje a Serbia. Turismo en esta ciudad significa paladear alguno de los monumentos más impresionantes y antiguos de todo el país. Destaca la Fortaleza de Belgrado, una ciudadela amurallada que existe, al menos, desde el siglo III a.C., aunque su aspecto actual está datado en el siglo XVIII, con el dominio de la dinastía Habsburgo. Este bastión, que domina toda la ciudad, es una visita obligada cuando se viaja a la capital de Serbia.
También merece la pena cuando se visita Belgrado detenerse en la Catedral, uno de los templos más importantes de Serbia. Hacer turismo en esta iglesia ortodoxa le permitirá disfrutar de uno de los tesoros catedralicios más suntuosos que se guardan en el Viejo Continente. Por otra parte, también podrá pasear por Skardalija, el barrio bohemio de la ciudad, plagado de casitas pintorescas y
encantadores bares en los que disfrutar de la faceta más amable y cordial de Belgrado. En Serbia el turismo también le llevará hasta Voivodina, la región más septentrional del país. En esta comarca podrá sumergirse en la naturaleza balcánica, con extensas llanuras y montañas cubiertas de monasterios, viñedos y bosques. La capital, Novi Sad, posee una preciosa catedral ortodoxa con una increíble colección de iconostasios. También hay que mencionar Matica Srpska, una institución culturar destinada a proteger y difundir la cultura eslava. Por otra parte, acercarse hasta el Monte Zlatibor le permitirá conocer la fascinante naturaleza serbia. Se trata de un macizo montañoso cubierto por extensos prados verdes que, por su buen clima, se ha convertido en uno de los destinos vacacionales favoritos para los serbios en verano e invierno. Además, en las cercanías encontrará la Cueva de Potpecka, una impresionante gruta de más de 500 metros de zona visitable con una preciosa entrada tallada en la roca